lunes, 15 de enero de 2018

Oración oficial para la Visita del Papa Francisco al Perú

Dios Padre misericordioso
Llenos de alegría
elevamos hacia Ti
nuestra oración de acción de gracias
por el don de la visita pastoral
del Papa Francisco
Señor Jesucristo
Te pedimos que nos concedas prepararnos
con la oración y los sacramentos
para acoger a quien viene en tu nombre
a confirmarnos en la fe.
Espíritu Santo
Guía de la Iglesia:
haznos vivir como discípulos y misioneros,
el Evangelio de la creación,
la vida, la familia y la paz.
Virgen María
Madre de la Iglesia:
acompaña al Sucesor de Pedro,
que nos animará para que
unidos por la esperanza,
peregrinemos por esta tierra
bendecida por el testimonio
de nuestros santos:
Rosa de Lima,
Toribio de Mogrovejo
y Martín de Porres
Amén.

domingo, 14 de enero de 2018

Papa Francisco en Chile

Ilustraciones en honor a la Visita del Papa Francisco a Chile, desde el 15 al 18 de enero de 2018.




sábado, 6 de enero de 2018

Himno Oficial de la Visita Papa Francisco a Chile




“Mi Paz les doy”
Autor e intérprete: Américo


 Hoy Chile se levanta, 
para escuchar tu voz.
Francisco, hermano y padre, 
Ven, háblanos de Dios. 

Sonríes y contagias,
 sin importar a quien. 
Haciendo el bien 
proclamas la misericordia, 
renuevas nuestra fe. 

Mi tierra clama hoy 
justicia y más unión, 
¡Mi paz les doy 
nos ha dicho el Señor! 

(Estás aquí)
 Puedo respirar todo tu amor
 (Te puedo sentir) 
Tu paz nos llena el corazón 
(Vives en mí) 
Al momento de entregarme en alma 
El que estés aquí nos llena de amor.

Nos muestras el camino: 
la reconciliación.
 Y como hizo Jesús 
Saliste a caminar la tierra 
cubriéndola de amor. 

Volvamos a mirarnos
 como hermanos.
 ¡Mi paz les doy 
nos ha dicho el Señor!

(Estás aquí)
 Puedo respirar todo tu amor
 (Te puedo sentir) 
Tu paz nos llena el corazón 
(Vives en mí) 
Al momento de entregarme en alma 
El que estés aquí nos llena de amor.

Epifanía del Señor



Epifanía significa "manifestación". Jesús se da a conocer. Aunque Jesús se dio a conocer en diferentes momentos a diferentes personas, la Iglesia celebra como epifanías tres eventos:

Su Epifanía ante los Reyes Magos (Mt 2, 1-12)

Su Epifanía a San Juan Bautista en el Jordán

Su Epifanía a sus discípulos y comienzo de Su vida pública con el milagro en Caná.

La Epifanía que más celebramos en la Navidad es la primera.

La fiesta de la Epifanía tiene su origen en la Iglesia de Oriente. A diferencia de Europa, el 6 de enero tanto en Egipto como en Arabia se celebraba el solsticio, festejando al sol victorioso con evocaciones míticas muy antiguas. Epifanio explica que los paganos celebraban el solsticio invernal y el aumento de la luz a los trece días de haberse dado este cambio; nos dice además que los paganos hacían una fiesta significativa y suntuosa en el templo de Coré. Cosme de Jerusalén cuenta que los paganos celebraban una fiesta mucho antes que los cristianos con ritos nocturnos en los que gritaban: "la virgen ha dado a luz, la luz crece".

Entre los años 120 y 140 AD los gnósticos trataron de cristianizar estos festejos celebrando el bautismo de Jesús. Siguiendo la creencia gnóstica, los cristianos de Basílides celebraban la Encarnación del Verbo en la humanidad de Jesús cuando fue bautizado. Epifanio trata de darles un sentido cristiano al decir que Cristo demuestra así ser la verdadera luz y los cristianos celebran su nacimiento.

Hasta el siglo IV la Iglesia comenzó a celebrar en este día la Epifanía del Señor. Al igual que la fiesta de Navidad en occidente, la Epifanía nace contemporáneamente en Oriente como respuesta de la Iglesia a la celebración solar pagana que tratan de sustituir. Así se explica que la Epifanía se llama en oriente: Hagia phota, es decir, la santa luz.

Esta fiesta nacida en Oriente ya se celebraba en la Galia a mediados del s IV donde se encuentran vestigios de haber sido una gran fiesta para el año 361 AD. La celebración de esta fiesta es ligeramente posterior a la de Navidad.

Los Reyes Magos

Mientras en Oriente la Epifanía es la fiesta de la Encarnación, en Occidente se celebra con esta fiesta la revelación de Jesús al mundo pagano, la verdadera Epifanía. La celebración gira en torno a la adoración a la que fue sujeto el Niño Jesús por parte de los tres Reyes Magos (Mt 2 1-12) como símbolo del reconocimiento del mundo pagano de que Cristo es el salvador de toda la humanidad.

De acuerdo a la tradición de la Iglesia del siglo I, se relaciona a estos magos como hombres poderosos y sabios, posiblemente reyes de naciones al oriente del Mediterráneo, hombres que por su cultura y espiritualidad cultivaban su conocimiento de hombre y de la naturaleza esforzándose especialmente por mantener un contacto con Dios. Del pasaje bíblico sabemos que son magos, que vinieron de Oriente y que como regalo trajeron incienso, oro y mirra; de la tradición de los primeros siglos se nos dice que fueron tres reyes sabios: Melchor, Gaspar y Baltazar. Hasta el año de 474 AD sus restos estuvieron en Constantinopla, la capital cristiana más importante en Oriente; luego fueron trasladados a la catedral de Milán (Italia) y en 1164 fueron trasladados a la ciudad de Colonia (Alemania), donde permanecen hasta nuestros días.

El hacer regalos a los niños el día 6 de enero corresponde a la conmemoración de la generosidad que estos magos tuvieron al adorar al Niño Jesús y hacerle regalos tomando en cuenta que "lo que hiciereis con uno de estos pequeños, a mi me lo hacéis" (Mt. 25, 40); a los niños haciéndoles vivir hermosa y delicadamente la fantasía del acontecimiento y a los mayores como muestra de amor y fe a Cristo recién nacido.

Oración

Señor Jesús: que a imitación de los Magos de Oriente
vayamos también nosotros frecuentemente
a adorarte en tu Casa que es el Templo
y no vayamos jamás con las manos vacías.
Que te llevemos el oro de nuestras ofrendas,
el incienso de nuestra oración fervorosa,
y la mirra de los sacrificios que hacemos para permanecer fieles a Ti,
y que te encontremos siempre junto a tu Madre Santísima María,
a quien queremos honrar y venerar siempre
como Madre Tuya y Madre nuestra.
Amén.


lunes, 1 de enero de 2018

Oración de San Pío de Pietrelcina a la Santísima Virgen María


Santísima Virgen Inmaculada y Madre mía María, a ti que eres la Madre de mi Señor, la Reina del mundo, la Abogada, la Esperanza, el Refugio de los pecadores, recurro hoy, yo que soy el más miserable de todos, te venero, o gran Reina y te agradezco por todas las gracias me has dado hasta ahora, especialmente de haberme librado del infierno, tantas veces merecido por mi.


Yo te amo, Señora amabilísima y por el amor que te tengo, prometo querer servirte siempre y hacer todo lo que pueda para que tu seas amada más por los demás.





Pongo en ti, después de Jesús, todas mis esperanzas, toda mi salud, acéptame como tu siervo, y acógeme bajo tu manto, tú Madre de Misericordia.

Y ya que eres tan potente a ante Dios, líbrame de todas las tentaciones o obtenme la fuerza de vencerlas hasta la muerte.

A ti te pido el verdadero amor a Jesucristo, de ti espero hacer una buena muerte, Madre mía, por el amor que tienes a Dios, te ruego me ayudes siempre, pero más, en el último momento de mi vida,. No me abandones hasta no verme salvo en el cielo, bendiciéndote y cantando tus misericordias por toda la eternidad.

Así espero y que así sea.

Padre Pío de Pietrelcina 


domingo, 31 de diciembre de 2017

Cardenal Raúl Silva Henríquez

Nació el 27 de septiembre de 1907 en la ciudad de Talca. Fue uno de los 19 hijos del matrimonio conformado por Raúl Silva Silva y Mercedes Henríquez.

Ingresó, en 1918, al Liceo Blanco Encalada de Talca, el que estaba a cargo de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, y posteriormente al Liceo Alemán de Santiago, de los padres del Verbo Divino.

Se recibió de Bachiller en 1923 e ingresó a la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Chile, titulándose de abogado en diciembre de 1929.

A los 22 años, entró a la Congragación Salesiana en Santiago. Estudió Filosofía en Chile y, luego, se doctoró en Teología y Derecho Canónico en Turín (Italia). Fue ordenado sacerdote el 4 de julio de 1938.

Volvió a Chile a fines de 1938 y pasó a desempeñar las cátedras de Derecho Canónico, Teología Moral e Historia Eclesiástica en su congregación.

En 1943, fue nombrado primer rector del Liceo Manuel Arriarán Barros, y estando allí construyó el Templo Nacional San Juan Bosco. En 1948, fue designado rector del colegio Patrocinio San José y fue fundador y presidente nacional de la Federación de Colegios Particulares Secundarios (FIDE). Dos años más tarde, ocupó el cargo de director del Instituto Teológico Salesiano.

A comienzos de 1953, la Sagrada Congregación de Religiosos del Vaticano ordenó hacer congresos locales de las órdenes religiosas. En nuestro país se nombró a Silva Henríquez organizador del evento.

También participó en la creación del Instituto Católico de Migraciones, o Incami, (en 1955) y de Caritas Chile. Llegó a ser presidente de Caritas Internacional (1962).

Obispo, arzobispo y cardenal

El 24 de octubre de 1959, fue nombrado obispo de Valparaíso por el papa Juan XXIII. Luego, el 25 de mayo de 1961, fue nombrado arzobispo de Santiago. En febrero de 1962, el mismo pontífice lo nombró cardenal y su lema episcopal fue Caritas Christi urget nos (la caridad de Cristo nos urge).

Su labor en la Arquidiócesis de Santiago se caracterizó por sus numerosas realizaciones. Por destacar solo algunas: organizó la Arquidiócesis en decanatos, zonas pastorales y vicarías especializadas y fundó numerosas instituciones de formación religiosa, de promoción social, de defensa de la justicia y de los derechos humanos.

En el gobierno de Eduardo Frei Montalva, Silva Henríquez inició la Reforma Agraria al impulsar la distribución de las tierras de la Iglesia entre trabajadores y campesinos.

Durante las turbulentas décadas de los años 60 y 70, el cardenal intentó mediar entre las diferentes facciones políticas. De igual manera, medió en las revueltas estudiantiles que protagonizaron los universitarios chilenos en 1967.

Entre 1972 y 1973 procuró lograr un entendimiento entre el gobierno de Salvador Allendey la oposición. Pero no pudo evitar el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

Al poco tiempo, Silva Henríquez se irguió como uno de los principales defensores de los derechos humanos. Producto de su ecumenismo, fundó con la ayuda de varias otras iglesias cristianas el Comité Pro Paz (1974), con el fin de resguardar a los perseguidos de la dictadura. Con el tiempo, este comité se transformó en la Vicaría de la Solidaridad (1976).

El 10 de junio de 1983 dejó la Arquidiócesis de Santiago, sucediéndole en el cargo monseñor Juan Francisco Fresno. Con posterioridad a este hecho, se mantuvo alejado de la vida pública, producto de sufrir de Alzheimer.

Murió el 9 de abril de 1999. En su funeral se le rindieron los máximos honores de Estado y su cortejo fue acompañado por miles de personas.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Oración por la visita del Papa Francisco a Chile

ORACIÓN POR LA VISITA DEL PAPA FRANCISCO A CHILE

Padre misericordioso,
te damos gracias por el Papa Francisco
y su presencia en medio de nosotros.
Te pedimos que su visita sea una bendición para todos.

Tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo,
nos ha regalado el don de la paz
que necesitamos para nuestra patria,
para que ella sea hogar abierto que nos recibe a todos,
que respeta la vida y la dignidad de cada persona,
que abre oportunidades a los niños, jóvenes y ancianos,
que acoge a los migrantes
y comparte con los más pobres.




Derrama tu Espíritu Santo
para que, fortalecidos en la fe,
animados en la esperanza
y renovados en la caridad,
seamos instrumentos de tu paz.

Padre bueno,
mira a la Virgen María,
nuestra Señora del Carmen,
y escucha sus ruegos por Chile,
para que cuidemos la casa común,
vivamos como verdaderos hermanos
y seamos discípulos misioneros de Jesús.

Te lo pedimos por
Jesucristo nuestro Señor.


AMEN.

Fuente: Comisión Nacional Visita Papa Francisco