viernes, 2 de septiembre de 2016

Santa Teresa de Calcuta

A la gran maestra de la caridad y la misericordia de la actualidad, a la seguidora de Jesús que se hizo pobre entre los más pobres, a la Madre Teresa de Calcuta, en su pronta canonización que será este domingo 04 de septiembre.

Teresa de Calcuta (1910 - 1997) Su nombre secular es  Agnes Gonxha Bojaxhiu,  fue una religiosa  católica, fundadora de las Misioneras de la Caridad en Calcuta en 1950. Durante más de 45 años atendió a pobres, enfermos, huérfanos y moribundos, al mismo tiempo que guiaba la expansión de su congregación, en un primer momento en la India y luego en otros países del mundo. Fue beatificada por el papa Juan Pablo II, en el año 2003.

 Su canonización fue aprobada por el papa Francisco en diciembre de 2015.

ORACIÓN PARA APRENDER A AMAR, de la Madre Teresa de Calcuta
“Señor, cuando tenga hambre, dame alguien que necesite comida;
Cuando tenga sed, dame alguien que precise agua;
Cuando sienta frío, dame alguien que necesite calor.
Cuando sufra, dame alguien que necesita consuelo;
Cuando mi cruz parezca pesada, déjame compartir la cruz del otro;
Cuando me vea pobre, pon a mi lado algún necesitado.
Cuando no tenga tiempo, dame alguien que precise de mis minutos;
Cuando sufra humillación, dame ocasión para elogiar a alguien;

Cuando esté desanimado, dame alguien para darle nuevos ánimos.
Cuando quiera que los otros me comprendan, dame alguien que necesite de mi comprensión;
Cuando sienta necesidad de que cuiden de mí, dame alguien a quien pueda atender;
Cuando piense en mí mismo, vuelve mi atención hacia otra persona.
Haznos dignos, Señor, de servir a nuestros hermanos;
Dales, a través de nuestras manos, no sólo el pan de cada día, también nuestro amor misericordioso, imagen del tuyo.” ¡Amén!

martes, 30 de agosto de 2016

Oración a Santa Rosa de Lima

Gloriosa Santa Rosa de Lima, 
tú que supiste lo que es amar 
a Jesús con un corazón tan fino 
y generoso enséñanos tus grandes 
virtudes para que, siguiendo tu ejemplo, 
podamos gozar de tu protección 
en la tierra y de tu compañía en el cielo. 
Amén


sábado, 27 de agosto de 2016

Oración a la Beata María Antonia de San José

Señor, 
que hiciste de María Antonia de San José un modelo de mujer fuerte, 
entregada a 
EVANGELIZAR A LOS POBRES
 y a propagar la práctica de los Ejercicios 
Espirituales, 
te pedimos que completes tu obra dándole la corona de los santos,
 para 
ejemplo y alegría 
del pueblo Argentino. 
Por Jesucristo Nuestro Señor. 
Amén 


Padre nuestro , Avemaría y Gloria


Beatificada el 27 de agosto de 2016

jueves, 9 de junio de 2016

Beata Mercedes de Jesús

Una de las primeras historias que comencé a dibujar y pintar, fue en  honor a la Beata Mercedes de Jesús, Fundadora del Instituto de Santa Mariana de Jesús.
¡Espero que les guste!








viernes, 3 de junio de 2016

San Estanislao de Jesús y María

El  Padre Estanislao de Jesús y  María Papczyński, nació el 18 de mayo de 1631 en Podegrodzie cerca de Stary Sacz, en Polonia. Sus devotos padres le dieron el más valioso tesoro – una profunda fe y una devoción llena de amor a la Inmaculada Virgen María.

Después de terminar sus estudios en los Colegios Escolapios y Jesuitas, ingresó con los Escolapios en 1654.

En 1661 fue ordenado sacerdote. Dotado con muchos talentos ganó renombre como maestro y educador de la juventud en los Colegios Escolapios, predicador sobresaliente, al mismo tiempo que sabio director de almas y autor de obras sobre retórica y sobre vida espiritual.

Siguiendo una especial inspiración de Dios, fundó el primero Monasterio Mariano en el bosque Korabiew, cerca de Skierniewice en Mazovia, hoy llamado Puszcza Marianska (Bosque Mariano). Con este acto, dio a la Iglesia Católica una nueva familia religiosa – la Congregación de los Marianos de la Inmaculada Concepción. Él fue el fundador de la primera Orden de hombres consagrados a la Inmaculada Concepción en la Iglesia – casi doscientos años antes que este dogma fuera proclamado.

Tuvo tres fines para su orden:
Divulgar la devoción a la Inmaculada Concepción.
Traer alivio a las almas que sufren en el Purgatorio (especialmente de los soldados caídos en la batalla y de aquellos que mueren de epidemia).
Ayudar a los pastores en las Parroquias, especialmente en donde la instrucción religiosa era descuidada.

El  Padre Papczyński fue también un apóstol celoso de la abstinencia de alcohol, a la cual hizo uno de los rasgos característicos de su Congregación.

Murió el 17 de septiembre de 1701 en Gora Kalwaria, cerca de Varsovia, y fue enterrado en la Iglesia del Cenáculo. Fue beatificado en el año 2007, será canonizado el 04 de junio de 2016.

martes, 24 de mayo de 2016

Nuestra Señora de La Salette

En 1846, la Virgen apareció a dos niños en los Alpes franceses cerca de la aldea de La Salette. Ella habló palabras de consolación, invitando a hombres y mujeres a la oración y conversión, para experimentar la gracia de la muerte y resurrección de su Hijo. Ella vino para ofrecer la invitación amorosa de Dios y su misericordia.

El mensaje de María fue dado con lágrimas, dentro de una luz más brillante que el sol. "Acérquense hijo míos, no tengan miedo. Estoy aquí para darles una gran noticia." María les explicó la necesidad que todo su pueblo tiene de rezar más, de santificar el día del Señor, de no jurar, de no usar el nombre de Dios. Ella llamó al pueblo a observar fielmente la Cuaresma. Ella habló proféticamente del hambre y de una plaga que afectaría a los niños. Al final les dio a los niños una misión: "Bueno, hijos míos, lo harán conocer a todo mi pueblo."

La Aparición de La Salette fué aprobada oficialmente por el obispo de la Diócesis, y reconocida por S. S. Pío IX. El 19 de septiembre de 1851.  El 24 de agosto de 1852, Su Santidad Pío IX, concedió que fuera privilegiado el Altar Mayor del templo de La Salette. El Papa León XIII elevó el santuario al rango de Basílica y decretó la coronación canónica de "Nuestra Señora de La Salette", efectuada por el Cardenal de París, el día 21 de Agosto de 1879. 

Oración

Acuérdate, Virgen de La Salette de las lágrimas que has derramado por nosotros en el calvario.

Acuérdate también del cuidado que tienes siempre por tu pueblo para que, en nombre de Cristo, se deje reconciliar con Dios.

Y ve, si después de haber hecho tanto por estos tus hijos, puedes abandonarlos.

Animados por tu ternura, henos aquí, Madre, suplicantes, a pesar de nuestras infidelidades e ingratitudes.

Confiamos plenamente en ti, oh Virgen Reconciliadora.

Vuelve nuestros corazones hacia tu Hijo Jesús.

Alcánzanos la gracia de amarle sobre todas las cosas y de consolarte a ti con una vida santa, ofrecida para gloria de Dios y amor de los hermanos.

Amén.